Es muy simple, se adhieren a tu ropa interior con las alitas, te sentirás muy cómoda y segura.



  • Lava tus Lunas antes de usarlas por primera vez.
  • Introduce una 1 toalla interna si tienes poco flujo y 2 si tu flujo es mayor.
  • Abrocha tu Luna a la ropa interior como en la imagen.
  • Disfruta de la suavidad y frescura.

El ciclo de lavado es facil, divertido y te conecta contigo misma


  • Después de usarlas, déjalas en agua fría por algunas horas sin jabón; podrás utilizar esta agua para fertilizar la tierra, ya que el flujo menstrual contiene células madre y nutrientes.
  • Luego, lávalas normalmente con jabón biodegradable, a mano o en lavadora, ponlas a secar y estarán listas para usarlas en tu próximo ciclo.
  • En caso de ser necesario por manchas, déjalas húmedas con jabón al sol o más tiempo en remojo. !El sol es el mejor blanqueador natural y no cuesta!
  • Te recomendamos no usar blanqueadores que además de contaminar las aguas disminuyen la durabilidad de tus Lunas.
  • Lunas son delicadas como la ropa interior y deben ser lavadas con el mismo cuidado, contribuyendo a su larga duración.
  • Cuando no desees utilizar más tus Lunas, puedes enterrarlas y en alrededor de 5 años se convertirán en parte de la tierra, así cerrarás tu ciclo armónicamente, disminuyendo la contaminación en nuestro planeta.
 

SUGERENCIAS

¿Tienes alguna sugerencia, duda o reclamo?

Comunícate con nosotras

Estaremos felices de atenderte.

Escríbenos